herstory

FLORA TRISTÁN ♀ Ellas en nuestra historia

Quizá para muchas personas la frase “¡Proletarios del mundo, uníos!”, traiga a su mente de forma inmediata las figuras de Carlos Marx y Federico Engels, inclusive, si la buscamos en internet de forma inmediata aparecen los famosos autores del Manifiesto Comunista.

Sin embargo, esta frase no es autoría de ninguno de los fundadores del Socialismo Científico, sino de la genial mente de una mujer que supo sintetizar en palabras el sentimiento de una clase contra la explotación y el repudio del género femenino en contra de las condiciones de opresión social, su nombre, Flora Tristan.

Nació en París el 7 de abril en 1803, durante la época napoleónica, Flora Célestine Thérèse Henriette Tristán y Moscoso Lesnais fue hija de la francesa Anne Laisney y del coronel peruano Marino Tristán y Moscoso.

Cuando ella tenía apenas cuatro años, la muerte de su padre ocasionó que su familia enfrentara una situación de pobreza, lo que generó que Flora con apenas 17 años, se incorporara como obrera en un taller de litografía, en donde conocería a André Chazal, quien era propietario de dicho taller y con quien ella se casaría.

La joven Flora tuvo tres hijos, producto de su matrimonio con André Chazal, sin embargo, este enlace pronto se disolvió a causa de los maltratos por parte de este.

Tras el divorcio, Flora inicia la lucha legal por la custodia de sus tres hijos, la cual se prolongaría por 12 años, en los que vivo el acoso constante de Chazal, el cual llego hasta el punto de dispárale y dejarla mal herida. Este acto ocasiono que finalmente Flora pudiera liberarse de él.

Sin embargo, todas estas dificultades calarían hondo en Flora y le generarían un pensamiento revolucionario que la impulsa y la convirtió en precursora del movimiento feminista y obrero.

 Ya sin la cadena que representaba su matrimonio, Flora viaja por varios países, en los que realizó diversos tipos de trabajos, periodo en el que también tomó conciencia de su condición de “paria”.

Para 1833, Flora Tristán decide viajar a Perú, con la finalidad de reclamar la herencia que le corresponde de su padre, pero sus familiares únicamente le dan una pensión mensual, por ser hija nacida fuera del matrimonio.

Posteriormente, Flora se traslada a Londres, en donde decide dedicar sus esfuerzos sobre todo a la clase obrera, esto inclusive antes que los propios Marx y Engels. También realizaría viajes por toda Francia dando apoyo a los trabajadores de su país.

En1835 publicó en París su primer trabajo literario, el folleto “Necesidad de dar buena acogida a las mujeres extranjeras”, este texto fue producto de sus vivencias en su viaje a Peru.

En el año 1837 sale su segundo trabajo a favor del divorcio “Petición para el restablecimiento del divorcio”.

Mientras que 1838 publica “Peregrinaciones de una Paria”, en el mismo año sale a la luz su novela autobiográfica “Memphis” o “El Proletario”.

Un año después, en 1839 publicó una selección y traducción al francés de cartas del Libertador Simón Bolívar.

Y para 1840 de su experiencia en Inglaterra edita “Paseos en Londres”, una importante obra en contra el capitalismo y la burguesía, a la que la autora ya responsabiliza de la opresión de la mujer, así como de las condiciones de miseria y explotación los niños y los obreros en las fábricas.

Es en 1843 cuando realiza su obra más importante “La Unión Obrera”, esto cinco años antes de la publicación del “Manifiesto comunista” de Marx y Engels.

Con sólo 41 años, Flora Tristan fallece en Burdeos en 1844 a cusa del tifus. En 1846, a los dos años de su muerte, se publica su obra inacabada “La emancipación de la mujer”.

Sin lugar a dudas, Flora Tristan fue una persona adelantada a su época, que nos dejó en su obra el testimonio de su reclamó en favor de las mujeres, por el reconocimiento de sus derechos a fin de lograr su liberación, así como sus críticas en contra de la explotación de la clase obrera.

Advertisements