#24A Mitin en contra de las violencias machistas

24A 2016

Advertisements

Posicionamiento en torno a la represión de las manifestantes de Mújica #Michoacan

El día 6 de abril en el municipio de Mágica, Michoacán un grupo de mujeres fueron desalojadas de manera violenta por elementos de la Procuraduría General de Justicia y la Secretaría de Seguridad Pública  dejando como saldo un estimado de 17  mujeres presas, además de una camarógrafa lesionada a la que le fue destruida su cámara y equipo de trabajo, así mismo.

Dicho acto representa una grave violación de los derechos humanos de las  manifestantes que  lo único que hacían era a través de su derecho a la libre manifestación mostrar su inconformidad por  la arbitraria decisión del gobernador del estado, Silvano Aureoles Conejo de cambiar la sede del proyecto denominado “Ciudad Mujer”, el cual tenía planeado realizarse en el municipio de Múgica pero finalmente fue cambiado a  Huetamo, razón por  la que las inconformes realizaron una marcha el pasado martes que culminó con la toma del ayuntamiento de ese municipio.

La detención de las 19 mujeres de Múgica se desarrolla en un clima de criminalización de la protesta social, de violación sistemática de los derechos humanos y el intento de eliminar el derecho a la manifestación y libre expresión de la ideas. En el caso de Michoacán este contexto pesa aún más sobre los hombros de las miles de mujeres que diariamente padecen la violencia feminicida, el machismo y  la negativa del estado de garantizar los plenos derechos sociales y políticos de  las mujeres de la entidad.

Es por ello que la lucha de las mujeres de Múgica se circunscribe en la lucha general de las mujeres de Michoacán y de México por poder vivir una vida sin miedo. El proyecto Ciudad Mujer representa para las habitantes de este municipio, apenas un pequeño paso que el gobierno del estado está obligado emprender para dar atención a las mujeres que padecen a causa de la violencia en la entidad.

Finalmente en el marco de la movilización nacional del 24 de Abril Contra la Violencia Machista, sumamos a nuestras exigencias la restitución del daño a las mujeres de Múgica y castigo para los responsables por las arbitrariedades cometidas en su contra.

MATRIOSKA-MIR

#VivasNosQueremos concentración nacional en #morelia

#‎24A‬ ‪#‎VivasNosQueremos‬ ‪#‎Morelia‬

Atendiendo el llamado de la convocatoria nacional, en Morelia nos sumamos con el mitin político y de difusión de información en la plaza Benito Juárez del centro de la ciudad a las 5:00pm de la tarde

¡NO FALTES! te necesitamos para todas defender nuestro derecho a vivir sin miedo. ‪#‎ContraLasViolenciasMachista‬s

24 abril 2016 feminicidio

 

La importancia del 8 de Marzo para todas las trabajadoras

Hace poco más de un siglo, Clara Zetkin comunista alemana, propuso durante un Congreso Internacional de Mujeres Socialistas que se estableciera el Día Internacional de la Mujer con el objetivo de homenajear a aquellas que llevaron adelante las primeras acciones organizadas de mujeres trabajadoras contra la explotación capitalista.

Existen diferentes versiones respecto al desarrollo de este hecho histórico pero haciendo referencia del libro Pan y Rosas de Andrea D’Atri, el 8 de marzo de 1857 las obreras de una fábrica textil de Nueva York se declararon en huelga contra las extenuantes jornadas de doce horas y salarios miserables, fueron reprimidas por la policía. Medio siglo más tarde en marzo de 1909, 140 jóvenes murieron calcinadas en el incendio de la fábrica donde laboraban tras ser encerradas por sus patrones. Poco después ese mismo año hubo otra huelga de 30,000 obreras que al igual que la primera, fue reprimida pero en esta ocasión las obreras ganaron la simpatía de estudiantes, sufragistas, organizaciones populares y socialistas, entre otros sectores de la sociedad. Pero no es si no hasta 1910 durante el Congreso internacional de Mujeres Socialistas, que se propone el día y siete años después en 1917, en Petrogrado, Rusia, se instaura el día en la manifestación protagonizada por las obreras textiles bajo la consigna “Pan, paz y libertad”, la importancia de este último acontecimiento es enorme considerando que fue uno de los detonantes para el inicio de la revolución obrera en octubre de ese mismo año.

Así, el 8 de Marzo surge como la conjunción de la pertenencia de clase y de género, de la unión tanto de demandas laborales, como de aquellas que exigían el mejoramiento de las condiciones de vida de las mujeres de la clase obrera, que ante la desesperación y precariedad en la que vivían decidieron organizarse y luchar.

Hoy en día los medios de comunicación y las instituciones del Estado se han encargado de despolitizar éste día, haciéndonos creer que lo que se debe de hacer es celebrar con flores, regalos y frases bonitas que nos hablan de lo maravillosa que es la mujer, pero que a su vez debemos de olvidarnos de nuestros verdaderos objetivos como mujeres que luchamos por la igualdad económica y social. Los medios publicitarios nos hipnotizan con “la belleza” de lo superfluo enajenándonos para hacernos obviar nuestro verdadero encuentro con el día a día, un encuentro que nos obliga a las mujeres a ser víctimas de múltiples formas de violencia, a ser explotadas y oprimidas, condenándonos a nunca ser libres.

Exigir igualdad entre hombres y mujeres es una consigna básica que aún en pleno siglo XXI no podemos dar por conquistada. Según el INEGI (2012) el 98% de las mujeres mayores a catorce años realizan algún trabajo, ya sea en el hogar, en el sector formal o ambas, mientras que en los hombres la estadística es del 94.2%. El promedio de horas dedicadas al trabajo formal de las mujeres supera al de los hombres por entre 10 y 12 horas a la semana, lo cual supone una fuerte diferencia. También en lo referente a las horas de trabajo sin remuneración económica (quehaceres domésticos o/y búsqueda de trabajo) hay un abismo entre hombres y mujeres puesto que el promedio de los hombres es de 8 a 15 horas semanales, mientras que el de las mujeres oscila entre las 28 y 44 horas semanales. Otro dato aportado por el Índice de Discriminación Salarial (2012) señala que las mujeres ganan un 5% menos que los hombres en promedio de todos los trabajos, a pesar de que el ingreso femenino sustenta aproximadamente al 40% de los hogares mexicanos. Estas cifras son solo algunas de las tantas que develan la falta de equidad bajo la cual la mujer “ejerce su derecho a trabajar” actualmente en México.

El Día Internacional de la Mujer trabajadora es un día para conmemorar, pero teniendo siempre en cuenta que es necesaria la organización y la esperanza de la eliminación de los males específicos que nos aquejan como mujeres, no sin olvidar que mujeres y hombres debemos luchar por un futuro en donde las condiciones actuales de explotación sean abolidas.

No nos dejemos llevar por propaganda vacía y carente de reflexión. Rescatemos la memoria de todas aquellas mujeres que dieron su vida para que nosotras tuviésemos un futuro digno y reconozcamos la importancia de la mujer en la historia. Que este día sirva no solo para alegrarse de ser mujeres, sino para recordar que la clase trabajadora aún necesita fuerza para impulsar la igualdad y la justicia y terminar con las atrocidades del patriarcado y el capitalismo.

Tal como lo dijera Alejandra Kollontai en su texto de 1913 sobre el día de la mujer: “El Día de la Mujer y el lento, meticuloso trabajo llevado para elevar la auto-conciencia de la mujer trabajadora están sirviendo a la causa, no de la división, sino de la unión de la clase trabajadora. Dejad que un sentimiento alegre de servir a la causa común de la clase trabajadora y de luchar simultáneamente por la emancipación femenina inspire a las trabajadoras a unirse a la celebración del Día de la Mujer.”

Todas y Todos a luchar el 8 de marzo

11045585_831734163567530_285329841_o

El Día Internacional de las Mujeres trabajadoras es un día en el que recordamos a todas aquellas que lucharon antes que nosotr@s por la obtención de derechos democráticos y laborales básicos. Sin embargo la lucha aún no concluye y ahora más que nunca es necesario organizarnos pues aún quedan muchos derechos por conquistar. Nosotras creemos que una herramienta fundamental con la que contamos las mujeres es la información, por lo que tanto acceder a ella como difundirla entre otras mujeres es tarea fundamental en el largo camino por nuestra emancipación. Te invitamos a asistir a la concentración y TENDEDERO INFORMATIVO el próximo 8 de marzo a las 5:00pm, en el que habrá información sobre la situación de las mujeres hoy y cuales son nuestro derechos ¡Ven e informate con nosotr@s!
8 de marzo

View original post

Tendiendo información

El Día Internacional de las Mujeres trabajadoras es un día en el que recordamos a todas aquellas que lucharon antes que nosotr@s por la obtención de derechos democráticos y laborales básicos. Sin embargo la lucha aún no concluye y ahora más que nunca es necesario organizarnos pues aún quedan muchos derechos por conquistar.
Nosotras creemos que una herramienta fundamental con la que contamos las mujeres es la información, por lo que tanto acceder a ella como difundirla entre otras mujeres es tarea fundamental en el largo camino por nuestra emancipación.

Te invitamos a asistir a la concentración y TENDEDERO INFORMATIVO el próximo 8 de marzo, en el que habrá información sobre la situación de las mujeres hoy y cuales son nuestro derechos
¡Ven e informate con nosotr@s!

En Morelia, Mich, 5:00pm, plaza de armas.

Del creador de “yo solo trabajo medio tiempo llega: “los asesinatos de mujeres son hechos aislados”

En ya múltiples ocasiones han sido lamentables las declaraciones del hoy gobernador interino salvador Jara Guerrero, pero con respecto a los asesinatos de mujeres en Michoacán sus declaraciones han dejado mucho que desear con respecto a lo que se esperaría del representante de un gobierno que presume estar en camino de acabar con la violencia e inseguridad en el estado.

Para comenzar a hablar acerca de sus declaraciones, podemos iniciar por las que no hizo, ante el asesinato de Mallinali Saucedo, una adolescente de 17 años quien era estudiante de la preparatoria número 2 de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo y quien fue asesinada a golpes en mayo del 2014, tiempo en el que aún era rector Jara Guerrero, y quien prefirió quedarse callado, con una aparente actitud de indiferencia.

El pasado 9 de diciembre, después de haberse encontrado el cuerpo de Erika Kassandra, siendo la segunda mujer asesinada en el estado en una semana se le cuestionó acerca de que si se declararía una alerta de género en Michoacán, a lo que contestó que una declaratoria de ese tipo sólo podría generar psicosis en la sociedad y “si uno hace mucho ruido, se pueden salir las cosas de control”.

Al respecto a estas declaraciones tenemos algunas anotaciones, ¿si se instaura una alerta de violencia de género se causaría una psicosis entre la sociedad?

El termino psicosis se refiere a una enfermedad metal, que se caracteriza porque el sujeto no puede distinguir la realidad de la fantasía, tiene una evaluación de la realidad deteriorada y entonces crea una nueva realidad. Al respecto es necesario aclarar que la población no estamos en un estado psicótico, al contrario, el análisis de la realidad del estado, es lo que nos hace preocuparnos por la seguridad de las mujeres en Michoacán, cuando, por ejemplo, en sólo una semana son asesinadas brutalmente dos mujeres con signos claros de ser un crimen de odio cometidos con violencia injustificada y desmedida.

En México pareciera que la clase política es la que es psicótica por naturaleza, viven en una realidad fantasiosa en la que México está teniendo una gran desarrollo económico, y, ¿por qué no habrían de creerlo así?, si ellos si han visto el crecimiento de sus cuentas bancarias y propiedades o en una en la que Michoacán es cada vez más seguro, ¡claro!, ellos se sienten ahora muy seguros al caminar con escoltas, ellos, los políticos, son los que les cuesta distinguir la realidad en la que vive la mayoría, de la realidad alterna en la que ellos viven.

Por otro lado y al respecto de esas mismas declaraciones, al referirse que prefiere no hacer ruido para que las cosas no se salgan de control, nosotras le agradeceríamos señor gobernador que no se limite y haga mucho ruido, todo el que sea necesario para asegurar la seguridad de las mujeres en nuestro estado, porque la ciudadanía tampoco piensa quedarse callada ante los asesinatos de mujeres, porque si creemos que es la denuncia pública la forma de hacerle saber al ejecutivo del estado que no estamos de acuerdo con sus políticas.

Al referirse al asesinato de la joven enfermera Kassandra Bravo, Salvador Jara puso énfasis en que era un caso aislado, con lo anterior solo denota la poca importancia que su administración le ha dado al tema, ante lo cual queremos recordarle que según las cifras presentadas por la A.C Humanas Sin Violencia, en Michoacán solo en el 2014 fueron asesinadas 124 mujeres. ¿Cuántos tantos casos aislados más necesita el gobernador para que deje de minimizar los feminicidios en el estado? Muchos hombres y mujeres así como organizaciones responderían fácilmente: ¡ni una más!

Actualmente en Michoacán se lleva a cabo un proceso para declarar una alerta de violencia de género, con lo que se busca que en el estado se implementen programas y estrategias específicas encaminadas a erradicar los feminicidios y la violencia hacia las mujeres, al cuestionar al gobernador Interino Salvador Jara declaró: “Yo les quiero asegurar que no se va a emitir ninguna alerta”. Lo anterior porque el que se declare una alerta de este tipo en nuestro estado pondría en evidencia la ineptitud de su gobierno ante hechos como los asesinatos de mujeres, eso es claro.

Hace tiempo Jara Guerrero, en un evento público, dijo que el problema de Michoacán no era la policía, sino los malos ciudadanos y ahora señor gobernador ¿qué va a decir? ¿Acaso se atrevería a decir que el problema de los feminicidios en Michoacán es culpa de malas mujeres? ¿y no de un sistema de justicia que deja impunes los asesinatos y abusos hacia mujeres y que por lo tanto se vuelve cómplice y genera un clima en que los agresores no se preocupan por golpear, violar o asesinar a una mujer al fin y al cabo, no hay una certeza de que serán castigados?

¿Qué relación existe entre el derecho a la elección sexual y la lucha anticapitalista?

Hace más de un siglo la comunista Alejandra Kollontai anunciaba la crisis sexual más grave y difícil de resolver que la humanidad jamás había visto hasta el momento, en la que no existía una sola nación, un solo pueblo en el que las relaciones entre los sexos no adquirieran cada vez un carácter más violento y doloroso. Pero, ¿a qué se refería con crisis sexual?

Primero que nada, es necesario señalar una serie de conceptos que nos permitan explicar la situación actual para no dar paso a lecturas erróneas. El conflicto sexual al que hace alusión Kollotai, se refiere a aquel que se da en las relaciones entre los seres humanos de ambos sexos biológicos tanto de manera individual como de forma colectiva y que no solamente hace referencia al acto erótico-sexual, si no a todo el entramado de relaciones que entablamos los seres humanos.

Con el desarrollo de las teorías feministas alrededor del mundo, así como el cambio de dichas relaciones a través del tiempo, surgen propuestas que nos permiten analizar éstos fenómenos, como la teoría del “sistema sexo-género” que se refiere al entramado de roles que cada sexo biológico humano (macho/hembra) juega en el desarrollo histórico, económico y cultural de los pueblos. De ésta manera las mujeres y los hombres nos desenvolvemos y tenemos distintos comportamientos no en base a nuestro sexo, si no a las condiciones históricas en las que nacemos y nos desarrollamos.

Es así como podemos explicar la existencia de diversas expresiones de la sexualidad humana, ya que la sexualidad se construye y no puede entenderse sólo desde un punto de vista, puesto que implica la complejidad psíquica de cada individuo, pero sobre todo, la intrincada red política de las relaciones sociales dentro de las cuales se encuentra inmersa. En la sociedad en la que actualmente vivimos, de manera general, se permiten cierto tipo de prácticas sexuales, sin embargo, son dominantes y oficiales aquellas que están relacionadas directamente con los roles heterosexuales puesto que le son útiles al capital para mantener la unidad de la familia nuclear y los valores morales burgueses.

En éste sentido, nunca antes como en el capitalismo hemos visto tanta diversidad en las formas de unión de los sexos, sin embargo, la base sobre la que descansan dichas uniones (en la generalidad) se sigue nutriendo de tres factores básicos fundamentales: el egoísmo extremo basado en el individualismo burgués, el derecho de propiedad sobre el otro y la desigualdad entre los sexos en el ámbito de sus experiencias físicas y emocionales. Dichos factores en conjunto con la institucionalización de hábitos, tradiciones, normas y costumbres dan contenido a lo que se conoce como patriarcado que es lo que posibilita el control de la población por razón de sexo.

El patriarcado, o sistema patriarcal es aquel en donde el poder es ejercido principalmente por los varones de forma histórica en la figura del “Pater Familias”, y es la manifestación e institucionalización del dominio masculino sobre las mujeres y niños(as) en el núcleo familiar, así como la aplicación de éste dominio sobre la sociedad en general.

Para La Historiadora María Milagros Rivera, la estructura fundamental del patriarcado son las relaciones sociales de parentesco que se basan en la institucionalización de la heterosexualidad obligatoria y el contrato sexual[1], necesarias para la continuación del patriarcado al expresar la obligatoriedad en la convivencia entre varones y mujeres en tasas de masculinidad/feminidad numéricamente equilibradas que a su vez permita el ejercicio de la política sexual o relaciones de poder entre los sexos.

Si a lo anterior le añadimos las características del “Homo Economicus” en el entendido de que es el concepto con el que la teoría clásica y neoclásica de la economía modeliza todo el comportamiento humano, descrito como el individuo racional por excelencia al estilo Robinson Crusoe, que no tiene niñez ni se hace viejo, que es un hombre caucásico heterosexual de una edad promedio de entre 35 y 50 años que no manifiesta emociones y la única forma de obtención de felicidad es a través de la posesión; nos encontramos con que cualquier forma de expresión de la sexualidad humana que no cumpla con dichas características, al no ser funcional dentro de éste esquema es reprimida o bien permitida sólo bajo ciertos criterios, en un juego macabro de doble moral que mantiene el sano desarrollo de las capacidades sociales de la población atada a las necesidades de la expansión de los mercados y la obtención de ganancia.

Dichas características del sistema capitalista-patriarcal, en consonancia con el machismo son la explicación a la crisis sexual que vivimos. Nos hacemos conscientes de ésto cuando vemos que en el mundo la legislación de 83 países criminaliza las relaciones homosexuales, mientras que en Irán, Mauritania, Arabia Saudita, Sudan, Yemen, algunas zonas de Nigeria y Somalia y más recientemente Uganda se castigan con penas de muerte (según la Asociación de Lesbianas, Gays, Bisexuales, Trans e Intersexuales ILGA por sus siglas en ingles) y solamente 55 países tienen leyes en contra de la discriminación por preferencias sexuales en los centros de trabajo y sólo en 10 de estos países las y los homosexuales tienen derechos civiles equitativos. Así entendemos que el panorama mundial para aquellas y aquellos que deciden vivir su sexualidad de manera libre es sumamente restrictivo.

¿Pero cuáles son los efectos?, a pesar del avance en el último siglo sobre el tema de los derechos a la preferencia sexual, es un tema que sigue presente y que se recrudece en las formas en las que la discriminación y la violencia se presentan. Desde las más sutiles en nuestra cotidianidad, como los comentarios homofóbicos, los chistes y burlas hechas para denostar a la otra persona por su preferencia sexual, pasando por los despidos injustificados o la no contratación de las personas por razón de preferencia sexual, escalando hasta llegar a los crímenes de odio.

América latina a pesar de ser la región en el mundo que ha adoptado más leyes contra la discriminación hacia homosexuales, siguen siendo altos los índices de exclusión y violencia por éstos factores. Brasil y México son los primeros lugares a nivel mundial por homofobia, solamente en Brasil se registró el 44% de todos los casos del mundo de homofobia letal, homicidios motivados por la preferencia sexual de la víctima, según datos del Banco Mundial, con un aproximado de una víctima cada 28 horas.

Tanto en Brasil como en México, no existen datos oficiales del número de muertes y los datos con los que se cuentan han sido recabados por organizaciones sociales que obtienen sus fuentes de diarios locales, nacionales y hemerotecas. Sin embargo, los datos preliminares del Informe de Crímenes de Odio por Homofobia con datos de 1995 a 2010 realizado por “Letra S, Sida, Cultura y Vida Cotidiana A.C.” registraron durante el año 2010, 648 homicidios, pero la realidad es que podrían ser mucho más, puesto que se prevé que el número de los crímenes registrados deba multiplicarse por tres sólo para incluir la “cifra negra” de los que no fueron denunciados o publicados en la prensa. Pero además está el hecho de que esa información sólo se refiere a 17 de las 32 entidades federativas del país, puesto que sólo 17 estados emitieron la información solicitada, los otros 15, entre ellos Aguascalientes, Baja California Sur, Chiapas, Colima, Nayarit, Nuevo León, Sonora y Tamaulipas, no emitieron información al respecto.

Mientras tanto, la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) dijo documentar que en 696 expedientes de queja o averiguaciones previas existe discriminación por homofobia, 30 quejas en la CNDH, 339 en los organismos públicos de protección de derechos humanos y 118 en el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred), de dichas denuncias, más de 160 fueron homicidios.

Queda claro que no basta con la modificación y aplicaciones de leyes y políticas públicas para eliminar éstos tipos de discriminación y violencia, cuando nos damos cuenta que declararse homosexual, aunque ya no sea delito en ningún país latinoamericano, por ejemplo, es correr el riesgo de perder la vida. La crisis del sistema capitalista es también una crisis de la moral burguesa y lo que esto representa para la humanidad.

Es por esto que es necesario que nos planteemos la camaradería como la base de nuestras relaciones personales, con la mira puesta a construir una nueva moral sexual para el pueblo que incluya la libertad plena en la elección de nuestra preferencia sexual y que nos permita eliminar todas las formas de intolerancia, discriminación o promoción del odio contra lesbianas, gays, bisexuales, pansexuales, personas transgénero, o cualquier persona sobre la base de su preferencia sexual o expresión de género.

Nosotras señalamos que los proyectos así llamados revolucionarios que planteen acabar únicamente con la dominación capitalista, los feministas que buscan sólo la liberación de las mujeres o aquellos que se plantean sólo la inclusión de las personas con diversidad de preferencias sexuales, sin tomar en cuenta la necesidad de compaginar dichas luchas en un proyecto político que permita abolir todo tipo de opresión, son proyectos parciales que no terminarían por romper con las atrocidades que se engendran en el patriarcado y que se recrudecen en el capitalismo.

Emprendamos un proceso de reeducación que nos permita entender la complejidad del problema sexual y la necesidad de la lucha por el socialismo.

________________________________

[1] Concepto desarrollado por Carole Pateman (1988), que se refiere a la existencia en la base de las sociedades patriarcales de un pacto fundador que consiste en aquel que se da entre hombres heterosexuales que garantiza el acceso y distribución del cuerpo femenino fértil.

y sigue la mata dando!

Algun@s recordarán que el pasado 2 de Abril de 2014 se dio a conocer, a través de un reportaje, la investigación acerca de una red de prostitución que operaba Cuauhtémoc Gómez de la Torre, dirigente del PRI del DF.

Esta no era la primera vez que Gómez de la Torre, se veia involucrado en una investigación similar. Desde el 2003 tres mujeres que habían sido contratadas como edecanes por Gómez de la Torre presentaron una demanda por despido injustificado, ellas denunciaron haber sido despedidas por negarse a tener relaciones sexuales con el exlíder del PRI capitalino, que en ese momento fungía como diputado local.

Y a pesar de que desde hace años se le denuncia como uno de los operadores de la prostitución dentro de las instituciones electorales de nuestro país, sigue impune, y aún se atreve a hacer galantería de su machismo, recién entrando el 2015 con la siguente frase:

“Yo no pongo en duda el talento de muchas mujeres pero su verdadera vocación,  para lo único que están realmente capacitadas es para ser madres, La carrera de las mujeres debe ser la maternidad y deben dejar a los hombres hacer lo suyo.”
En la que no solamente muestra su desprecio hacia el trabajo de las mujeres, si no que lo encasilla en uno sólo, el de ser madres, y es que este tipo de expresiones nos ilustran a la perfección la dicotomía de roles de la mujer dentro del patriarcado, en el que solo hay dos opciones: o eres puta o eres santa.
La declaración de Gómez de la Torre nos ilustra una vez más que no sólo no podemos confiar en las instituciones electorales como el PRI, si no que se suma a la larga lista de declaraciones similares dentro de todos los demás partidos electorales actuales de nuestro país, lo que nos hace cuestionarnos, ¿existe actualmente una opción política para las mujeres?.
Nosotras creemos que sí, pero que no se encuentra entre los perpetradores y solapadores del machismo y la misoginia, si no en la organización independiente de las mujeres que junto con los varones que refrenden su solidaridad y compromiso con la agenda feminista, planteemos y llevemos a cabo un verdadero programa político que nos represente.
Hace falta organizarnos y hoy podemos empezar a hacerlo.