8 de marzo Día Internacional de la Mujer Trabajadora

El Día Internacional de la Mujer trabajadora es un día en el que recordamos a todas aquellas mujeres que han luchado por la obtención de derechos democráticos y laborales básicos. Sin embargo la batalla aún no concluye;  y ahora más que nunca es necesario organizarnos pues aún quedan muchos derechos por conquistar.

El 8 de marzo de 1910 se reunieron en la Casa del Pueblo de Copenhague, Dinamarca,  99 mujeres socialistas provenientes de 17 países diferentes. De las primeras  acciones que se postularon en dicho encuentro,   fue establecer un día  internacional de acción a favor de los derechos de las mujeres trabajadoras. Clara Zetkí (comunista alemana  organizada por la Segunda Internacional) diría: “De acuerdo con las organizaciones sindicales y políticas con conciencia de clase del proletariado en cada país, las mujeres socialistas de todos los países organizarán un Día de la Mujer cada año”,  con el objetivo de  rendir  memoria a  las obreras caídas en movimientos  en EEUU;  momentos históricos lamentables.  Pues fue en ese  mes de  marzo,  primero en el año de 1857 en donde cientos de obreras textiles de Nueva York de la Cotton Textil Factory en estado de  huelga, demandando la reducción de la jornada laboral,  fueron quemadas al ser incendiad la fábrica donde se ubicaban (posiblemente por los propios patrones). Después, en  1908, en la misma fábrica, se presentó otra  huelga de obreras textileras,  compañeras que fueron brutalmente reprimidas por la policía y  aparecieron 129 quemadas y otras 200 heridas. Finalmente  en 1911  se realizaría  la primera marcha del día de la mujer, que  fue consolidándose en los años siguientes.

Así, el 8 de Marzo surge como la conjunción de la pertenencia de clase y de género, de la unión tanto de demandas laborales, como de aquellas que exigían el mejoramiento de las condiciones de vida de las mujeres de la clase obrera, que ante la desesperación y precariedad en la que vivían decidieron organizarse y luchar.

Actualmente, salimos a las calles porque en México 2 de cada 3 mujeres han sufrido violencia de género. Por qué en Michoacán,   en lo que va del año 2017, son 28 feminicidios los que se han cuantificado.

Porque las mujeres destinan más horas a las labores domésticas y de cuidados, con 65% de su tiempo de trabajo total y 32.3% a aquellas actividades por las que regularmente se recibe un ingreso monetario. Porque la brecha salarial en México es, en promedio, de entre 6% y 8% en áreas urbanas (COLMEX). Porque los abortos realizado en condiciones sanitarias deficientes se cobran    la   vida   de 47 mil mujeres al año en todo   el mundo;  en México del 2000   al   2008, 1 millón 590 mil 223 mujeres han sido hospitalizadas por razones ligadas al aborto, 86% de éstos casos se relacionan con abortos inseguros, en el mismo periodo de tiempo tan sólo 1 de cada 6 mujeres que se han intervenido obtuvo atención hospitalaria adecuada. Actualmente se tiene registro de 700 mujeres en situación de cárcel acusadas de homicidio cuando en realidad el 70% sufrió abortos espontáneos, pero se encuentran bajo un proceso judicial en el que se les acusa de homicidio  en razón de parentesco.

El Día Internacional de la Mujer trabajadora es un día para conmemorar, pero teniendo siempre en cuenta que es necesaria la organización y la esperanza de la eliminación de los males específicos que nos aquejan como mujeres, no sin olvidar que mujeres y hombres debemos luchar por un futuro en donde las condiciones actuales de explotación sean abolidas.

Que este día sirva no solo para alegrarse de ser mujeres, sino para recordar que la clase trabajadora aún necesita fuerza para impulsar la igualdad y la  justicia,  terminando con las atrocidades del patriarcado y el capitalismo.

Tal como lo dijera Alejandra Kollontai en su texto de 1913 sobre el día de la mujer: “El Día de la Mujer y el lento, meticuloso trabajo llevado para elevar la auto-conciencia de la mujer trabajadora están sirviendo a la causa, no de la división, sino de la unión de la clase trabajadora. Dejad que un sentimiento alegre de servir a la causa común de la clase trabajadora y de luchar simultáneamente por la emancipación femenina inspire a las trabajadoras a unirse a la celebración del Día de la Mujer.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s